Cómo, Cuánto y Qué Practicar en Piano

Muchas personas se preguntan cuál es la mejor manera de practicar, que ahorre energía, que te motive, que no lleve tanto tiempo y que sirva para aprender más rápido?.

Hay respuestas para ello, mira aquí si  quieres que tu práctica sea realmente estimulante, práctica y con energías!.

 

 

Pasos para una excelente práctica llena de motivación:

 

  • Repite secciones breves de la melodía en mano derecha
  • Repite secciones breves del acompañamiento en mano izquierda
  • Repite una misma sección con manos juntas.

 

A veces uno puede pensar que si se sabe bien lo que corresponde a cada mano debería ser fácil poder tocar con las dos manos. Tocar con ambas nuevas es una actividad nueva para nuestro cerebro, aunque saber lo que toca cada mano hace que coordinar sea más fácil.

 

 

Suscríbete para Recibir un Video Gratis!

Aprenderás a tocar una Canción Fácil con las dos manos. Además sabrás las notas musicales en pentagrama, en el piano y muchas cosas más!

 

 

¿Cómo saber cuánto practicar?

 

  • Como el cerebro aprende por repetición, lo que tenemos que contar son las cantidades y no el tiempo que nos lleva la práctica.

 

  • Podemos estar sentados frente al piano una hora y haber repetido solo diez veces o tener una práctica eficaz y en ese tiempo haber repetido cien veces.

 

  • Para una mejor práctica es importante la cantidad de repeticiones y los días consecutivos de práctica. Nuestra mente olvida si se ha repetido muchas veces un día y pasan varios días sin tocar.

 

  • Por eso, toca todos los días, a la misma hora para construir un hábito de práctica, haciendo series de repetición de diez en diez.

 

  • Hay que tener cuidado que las repeticiones no generen molestias en los brazos, es decir en los músculos y tendones. Mantén siempre los brazos y muñecas relajadas.

 

  • A través de las repeticiones se desarrollan las habilidades pianísticas. Para aprender a tocar piano no alcanza con entender un concepto, las notas, el ritmo, etc. hay que conseguir fluidez y desarrollar la memoria.

 

El objetivo es poder disfrutar de la música que ejecutamos y mientras más repitamos, más fluido sonorá. Podrás tocar con mayor soltura y agilidad y no estarás pensando en los pasajes difíciles intentando que salga bien.

 

No olvides darte recompensas, porque a nuestro cerebro le gustan las recompensas. Es una manera de poder motivarnos cada día en la práctica. Elige una recompensa que te guste mucho y que eso sea el premio por haber practicado. Pronto con el tiempo, la recompensa se transformará en el gusto por tocar la música que has aprendido.

 

Aquí te dejo un plan de práctica diaria!. Pero lo mejor es elegir un horario específico, por ejemplo: después del desayuno, después del almuerzo, después de la merienda, después de la cena. Mientras más temprano en el día practiques mejor, porque es cuando más energía tienes.

 

Espero que este artículo te pueda servir de guía y te motive a tocar todos los días! Para que tu música suene excelente y mejor con cada práctica!.

 

Nos vemos en el próximo artículo!

 

Julia Lescano

Written by 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *